INICIO
 
I
I
I
I
I
 

Atención equipos Gringos

PARA ALLÁ VA CAMILO PULGARÍN

Acompañando a su padre Luis Eduardo en los recorridos ciclísticos, luego a su madre Nobile, se fue interesando en el deporte de las bielas, el cual practicaba esporádicamente en Viotá con sus primos en pesadas todo terreno y en la pista del CDCH.

El 7 de abril del 2013 hizo su debut oficial con CicloBR en la Represa de San Rafael, demostrando que tenía condiciones natas, al punto que muy pronto superó al maestro y de paso a sus compañeros.

Hoy Camilo Pulgarín parte para EE.UU. inicialmente en plan de capacitación, pero con la probabilidad de radicarse allí para trabajar la compañía Resysta que abrirá mercado en Colombia para sus productos .
Los ciclistas a quienes este joven nos apalea en las subidas y en terreno plano tenemos sentimientos encontrados, un rival menos, pero igual un buen compañero que hará falta.

De igual manera sus padres, felices porque su hijo va en busca de su futuro laboral habrán de sentir, como es comprensible, el vacío así sea temporal por la partida de "su bebé".

Adelante Camilo, si allá está su futuro persígalo, si es acá mejor pues están sus amigos y seres queridos.

PD: el ciclismo en USA puede ser su segunda carrera.

______

Favorito Nairo


La edición número 102 de la carrera por etapas más famosa del mundo, el Tour de Francia 2015 comenzará en tres semanas, exactamente el 4 de julio en Utrecht (Holanda) y concluirá en Paris el 26 del mismo mes.


El Tour este año tiene 3360 kmts distribuidos en 21 etapas. Tiene algunas novedades: una etapa de pavé, bastante complicada pero solo 14 km de contrarreloj individual y el postre para Nairo, los Pirineos y los Alpes.

Varios expertos consideran que este Tour le cae a Nairo como anillo al dedo y coinciden en que es el gran favorito para ganarlo. Preocupa tanto favoritismo.

El mismo Nairo Quintana, piensa que las ventajas que lo hacen candidato a esta gran competición mundial son su potencia en la montaña, la contrarreloj corta y su "fuerte" equipo, Movistar.

Esto dijo el campeón boyacense:

"Alberto Contador, Nibali y Froome son los rivales más directos y más fuertes, pero luego viene una segunda línea que son corredores muy fuertes también, que poco los tienen en cuenta pero que hay que tener cuidado, son Pinot, Bardet, Majka, que seguramente son los que van a figurar en el futuro".

Sin duda "Nairoman" tiene muchos rivales de peso, pero aún así en el ambiente crece el favoritismo de nuestro compatriota, que en su primera participación en el Tour en el 2013, logró el segundo lugar en la general por detrás del británico Chris Froom y los títulos de la montaña y de mejor joven, una brillante actuación que no olvidan los profesionales que este año lo enfrentarán ya coronado como el campeón del Giro.


Esta vez su antiguo jefe de filas el español Alejandro Valverde será su escudero junto con Alex Dowsett quien es nada menos que el récord mundial de la hora desde el pasado 2 de mayo, cuando en Manchester subió la marca a 52,937 kilómetros.

Precisamente hace pocos días el Informe Robinson, programa de televisión de deportes emitido mensualmente en la cadena de televisión española Canal +, dirigido y presentado por el ex-jugador de fútbol Michael Robinson, dedicó la edición a Nairo. Titularon: FAVORITO NAIRO.

Allí la cadena hace un recuento de la vida y condiciones de la nueva sensación del ciclismo, Este es el video, que precisamente nos recomendó Camilo Pulgarín, vale la pena verlo completo:

Ver video>>>


 

Bogotá junio 14 de 2015

Salidas número 19 de 2015- .

A Guatavita catorce meses después


Antes de iniciar el recuento de lo acontecido en nuestra salida número 19 del 2015, una dura pero excelente etapa, debemos agradecer a Alejandro Rodríguez quien nos acompañó y asistió hoy en carretera, haciendo un gran sacrificio pues anda por estos días con un tremendo dolor de espalda ocasionado por una “mala fuerza”. Pese a todo y en medio de otro puente festivo, allí se presentó con refrigerios para sus compañeros y la mejor voluntad para dedicarle un día de trabajo a sus compañeros ciclistas.

Para Marcolino fue un día extraño, se levantó a las cinco de la mañana, por su cabeza no pasaba salir a montar en bicicleta hoy, era su día y además quería ver el partido de Colombia. Les preparó tintico a su hija y a su esposa. Se le hizo extraño no ver el consabido regalo, se asomó y vio que las dos siguieron durmiendo como si nada. Entonces pensó que le estaban jugando una broma, seguro que sí se acordaron de su día y le compraron el regalo como todos los años, pero lo más seguro era que lo hubieran escondido en alguna parte para ponerle suspenso a la celebración.

Buscó en los closets y en varios rincones de la casa y con gran frustración concluyó que definitivamente se habían olvidado de este especial día para él. Así que algo molesto por el imperdonable olvido, sin prender la luz del cuarto cogió el primer uniforme de ciclismo que encontró, se vistió en la sala, tomó su bicicleta y salió hacia el norte, pensaba ir a Briceño y devolverse, pero ni se imaginaba lo que le ocurriría.

Cuando pasó por la Caro, en el restaurante La Llanerita, habitual sitio de salida le pareció ver a Geoffre quien descargaba su bici de la camioneta, iba a buena velocidad, así que solo pudo parar unos metros más adelante y se regresó. Qué bueno  encontrar un amigo para hacer un poco de ejercicio. Así que se dirigió a saludarlo y cuál no sería su sorpresa al encontrar que allí estaban tomando tinto el grupo de compañeros de CicloBR, todos uniformados con la camiseta Verdillo; extrañado preguntó ¿y Uds. qué hacen acá?, ¿con que saliendo sin avisar cierto?.

Le respondieron qué para dónde iba y porqué llevaba la camiseta blanca 25 años. ¿Cómo así? ¿Luego no habían dicho que no iban a salir en el día del padre?. En medio de las risas de sus amigos se enteró de que había mirado mal la programación y pensó que hoy era el 21 de junio día del padre.  Hoy era apenas el 14 de junio y faltaba una semana para su día, por eso no había encontrado regalo.

Con Marcolino completamos una docena de pedalistas, más adelante se nos unió Mauricio. Ver lista. A las 8 y 20 de la mañana partimos hacia la población de Guatavita a donde regresaríamos luego de un año largo, la última visita la hicimos el domingo 30 de marzo de 2014, los detalles los narró la pluma de nuestro apreciado amigo Molanito.

El mono Trejos tomó una ligera ventaja en la salida y logró sostenerla hasta Hato Grande, lo veo bien. Pronto llegamos a Briceño y giramos hacia Sopó, extrañamente el clima había cambiado en el camino, unas leves e imperceptibles gotas de agua nos querían amedrentar, pero no lo lograron, hasta Gabriel continuó en el grupo que buscaba afanosamente superar la distancia que nos separaba para llegar a la Y de Guasca y girar hacia la vía a Guasca. Todos queríamos enfrentar de una vez por todas el alto del Salitre, que nos espera a menos de 500 metros. Mauricio siguió por la vía a Patios.

El Salitre tiene 3,5 kmts de montaña en una vía bastante angosta, con curvas empinaditas que nos exigen, pero que además se complican por el estrés del tránsito de autos y busetas. En la mitad encontramos un ligero descanso de 300 metros antes de afrontar la parte final y tomar el descenso de 7 kmts hasta el cruce de las vías que conducen a Guasca y a Guatavita.


En el cruce paramos para reagrupar el lote. Luego de algunos minutos aparecieron Gabriel y Héctor, quienes venían en una animadísima tertulia, una vez completos retomamos el camino, aún nos faltaban 10 kmts para llegar a Guatavita. Con sorpresa vimos como el dúo dinámico, luego de reaprovisionarse  se regresó hacia Sopó;  esta vez parece que el de las malas ideas no fue Gabrielito si no que Héctor lo convenció, no obstante otros insisten que fue así pero al revés, mejor dicho la misma vaina.

Qué bueno encontrar la vía a Guatavita recién reparchada, la última vez que hicimos ese recorrido estaba en un estado lamentable, vean Uds., los alcaldes siempre se ponen las pilas al final para que a sus electores les quede grabado en la memoria. Solo dejaron un par de huecos pero en general da gusto transitar los 10 kmts hasta Guatavita, que tienen de todo, repechos suaves, más duritos, descensos suaves, plano y unos 3, 5 kmts exigentes al final para coronar en el pueblito colonial.

Otra vez el mono Trejos tomó algo de ventaja en el cruce  y nuevamente demostró que algo está haciendo o tomando pues le faltó poco por coronar de primero en Guatavita. Molanito que venía en su persecución lo cazó en las goteras del pueblo, trató de parar frente a la panadería pero yo que venía impulsado le dije que la meta era 100 metros más adelante, realmente era una treta para ganarle, qué pena él y Guillermo me habían dejado ganar en la subida al Salitre, así paga el diablo…

Muy cerca llegó Guillermo Guáqueta seguido de Reinaldo,  Jorge, Geoffre y cerrando el grupo Marcolino, quien venía pensando invitar a almorzar a su familia para reivindicarse. Debo aclarar que la historia que narré al comienzo sobre el despiste de Marcolino, puede que no haya ocurrido exactamente así,  pero yo no me la inventé, durante el camino mis compañeros fueron agregándole detalles como los que cuento, pero que se despistó se despistó.

En Guatavita giramos en busca de un sitio que nos recomendó Reinaldo, donde venden unas empanadas ricas. Marcolino no quiso aceptar la invitación y se regresó hacia la Caro en solitario.  Nosotros si nos fuimos a ver si Reinaldo tenía razón y la verdad se equivocó, allí las empanadas no son ricas… son deliciosas y crocanticas; primero pedimos una tanda y luego otra y al final otra porque el camino de regreso era larguito.

Como el sitio de las empanaditas queda al frente del embalse, alguien comentó que la laguna de Guatavita se veía bajita. Realmente con frecuencia confundimos el embalse de Tibitó con la laguna de Guatavita que es muchísimo más  pequeña y más bella, además queda a 27 kmts de Guatavita hacia la montaña. A ver Jorgito, hagamos una pausa en la crónica de hoy, aprovechemos que tenemos unos rengloncitos para llenar y recordemos un poco la historia de Guatavita.

Hasta 1959 existía por esos lares un antiguo pueblito de agricultores que se llamaba Guatavita, con apenas 6.500 habitantes y de 245 kmts de extensión, pequeño pero próspero. Pero las necesidades de energía y agua para  Bogotá hicieron que los ingenieros pusieran los ojitos en esa región. Se pillaron que el rio Tibitó, afluente del rio Bogotá  conformaba un valle  que estaba ni que pintado para hacer allí una represa u embalse que llaman y le “sapiaron” a la  empresa de energía de Bogotá, esta planteó la obra, allí cabía  la bobadita de 690 millones de metros cúbicos  de agua.

Pero tenían un problemita, allí vivían los Guavos habitantes de Guatavita y había que sacarlos de ese antiguo pueblito fundado por allá en 1567. El cura párroco de entonces se enteró del chisme mucho antes y cual Nostradamus vaticinó en el púlpito “Guatavita desaparecerá bajo las aguas y en sus torres anidarán las  garzas”.

En 1961 se inició la obra, los guavos  encabezados por  el cura párroco hicieron un paro cívico para evitar que inundaran su  pueblito, pero de nada valió, los convencieron que les construirían otro más bonito arriba de la represa, algunos se fueron a otro lado y otros decían que de allí los sacarían pero ahogados.

Como cosa rara les cumplieron y en cuatro años entregaron un pueblito todo "cuco" estilo español con plaza de toros y todo. Constaba de dos partes, la familiar, un conjunto de casitas as simétricas para la  población nativa y la pública o cívica donde estaban los edificios del Gobierno, plazas, almacenes, restaurantes, iglesia y demás edificaciones oficiales. Las casitas por supuesto no tenían los grandes solares y pastizales de pastoreo para sus vaquitas y chivitos, el traslado les cambió la vida, terminaron colocando tiendas y viviendo del turismo..


En 1968 quedó totalmente sumergida la antigua Guatavita y así nació la Represa de Tominé, que es el depósito de agua que vemos al fondo, debajo a un lado yace la antigua Guatavita Jorgito. Por un tiempo se veía la torre de la iglesia. Como en el famoso cuento de García Márquez el curita salió a cobrar: ¿Recuerdan?, se los dije eso iba a suceder y sucedió.


La Laguna de Guatavita es otra cosa Jorgito otro día le cuento su historia pues no hay tiempo, en la foto de la portada arriba al inicio de esta crónica la  puede apreciar en todo su esplendor; ya nos toca tomar rápido  nuestras bicis y arrancar hacia La Caro, por ahora pague las empanaditas y vámonos,  tenemos aún  47 kts que recorrer y va a llover. Jorgito no pagó las empanaditas pero muy juicioso hizo la colecta y le canceló a la niña Marcela.

Antes del cruce y a lo largo de 3 kmts nos tocó aguantar un palo de agua, afortunadamente adelante paró, pues la bajada del Salitre con lluvia es peligrosa. En la Y de Guasca nos reagrupamos, Guillermo Guáqueta ya iba acompañando a Alejandro en el carro. Hasta Briceño me llevaron de la lengua, Reinaldo, Molanito Jorge iban jalando duro, el mono pedía que le bajaran para tomar un “airecito”.

Una vez en la autopista llegó mi desquite, le metí el acelerador hasta llegar a los Silos; Jorgito emocionado con la historia de Guatavita se emocionó y se metió en el segundo puesto superando a Molanito y a Armando que llegó sin respiración En la Caro nos esperaban Héctor y Marcolino.

Así cumplimos con un recorrido de 94,5 kmts largo y algo duro pero que disfrutamos como nunca.
El próximo domingo esperamos que ahora si Marcolino y todos los padres encuentren su regalito. Feliz Día y
Los esperamos en CicloBR Facebook  para que disfruten las fotos tomadas por Alejo.

 



Google
http://www.ciclobr.com