AActividadesdes
 


 

 


Programación febrero/2017
 

La edad aumenta pero las relaciones mejoran .

Bogotá, marzo 26 de 2017

 

Parece paradójico pero es  cierto, por favor no piensen mal ahora les explico.

En la programación para marzo teníamos planteado un reto: bajar a Fusa o hasta la Aguadita y luego subir al Alto de San Miguel. Desafortunadamente el intenso invierno que azota a Bogotá y gran parte de Colombia tiene arredrados a nuestros pedalistas. No les falta  razón con esa forma de llover nadie quiere ir de gratis a pegarse una lavada y menos ganarse una gripa, ni que nos pagaran por montar en bicicleta.


Pero el reto era bastante atractivo, así como Paris bien vale una misa, San Miguel bien valía una mojadita. En esa cumbre, catalogada como de primera categoría, se definieron varias etapas de la Vuelta a Colombia, cuando la Vuelta a Colombia era la VUELTA A COLOMBIA. Tiene algo de magia recorrer en bicicleta el mismo camino donde Lucho Herrera descubrió que en sus delgadas piernas tenía un poder que pocas veces los dioses del ciclismo le otorgan a un mortal y donde se preparó para deslumbrar a Europa en los años 80 y llegar a ser  el mejor escalador del mundo

Además, tocaba aprovechar pues no es fácil programar esta salida dado que implica atravesar la ciudad para hacer un recorrido que realmente no es muy extenso.

Recordábamos hoy con W. Duarte que hace 20 años, conocimos esa ruta y la recorrimos varias veces. Seguro que está en la memoria ciclística de Pulga, de Melki, de Marcolino, de Jorgito Peña, a mi particularmente me trae recuerdos imborrables, esas rampas de los kilómetros finales para llegar a San Miguel me parecían imposibles,  las subía pero gracias a algún brazo amigo que me impulsaba para evitar que desistiera del intento y terminara en el carro acompañante. Pero mientras los menos duchos para la montaña sufríamos,  otros trepaban con pasmosa facilidad que uno no entendía, El Flaco Herrera, Carlos Riascos, Manuel Leal, Alberto Pineda, Fabián Castillo, Miguel Granados y tantos otros eximios escarabajos que conformaban el grupo para entonces. Recuerdo que Willy Duarte y Alvarito Cuervo se destacaban entre los cicloBR escarabajos.

En ese entonces éramos veinte años más jóvenes  pero con bicis pesadas y usando relaciones que nos complicaban la tarea. La relación más suave que uno conseguía en las tiendas de ciclismo era 21x42 o máximo 23x42. Subir a fuerza era lo que se estilaba, los piñones  de 25 a 30 eran exclusivos de las bicicletas de montaña.

Pero afortunadamente para nosotros en los últimos 20 años, tanto las bicicletas como sus componentes han evolucionado sustancialmente, hasta la ropa y los accesorios, ¿alguien recuerda las camisetas de lanilla,  la pantalonetas de Lycra mojada o el casco de tiras en cuero? ¿Los pedales de canastilla o calapié?. Las llantas de tubulares que se colocaban con pegante en los aros y que en las bajadas se recalentaban?, corría uno el riesgo de que se salieran y despinchar uno era toda una odisea, había que abrirlas para sacar la manguera y luego volver a coser. ¿Y los infladores largos que se colocaban debajo de la barra horizontal del marco?

Importante ha sido la evolución de los platos y piñones, se ha pasado de platos 52x39 a 50x34 o 52x36. El uso de piñones grandes que no eran propios en bicis de carreras permitió a muchos ciclistas aficionados como nosotros enfrentarnos  a duros puertos y rampas con menos posibilidades  de poner pie en tierra como nos pasaba con el plato 42 piñón 23. Entiendo que hasta los ciclistas profesionales usan en puertos fuera de serie  píñones grandes .

Hoy tenemos  más años encima pero afortunadamente las relaciones han mejorado y tenemos una buena batería de opciones en piñoneria  y bicicletas livianas para atrevernos a repetir ese tipo de aventuras de juventud.

Pero dejemos la nostalgia y la historia volvamos al reto de hoy. Desafortunadamente solo ocho ciclistas del grupo y tres invitados asistimos. Algunos ya habían bajado el año pasado a la Aguadita,  en mi caso solo hasta el sitio llamado “los quesos”, 6 kmts abajo de  San Miguel. La idea era superar la meta.


Le correspondía a Pablito cumplir su turno como conductor elegido, lo iba a reemplazar su esposa Sandra, por inconvenientes de última hora no pudo asistir. Pero como Pablito ni de vainas quería perderse la etapa, recurrió a la ayuda de un amigo. Llamó a su colega Fred Asprilla, le tocó hacer un trato:

-Fred: Con gusto le manejo hermano, pero con una condición, no sé cómo pero al final Ud. me acompaña a trotar unos 12 kmts para no perder mi domingo.

Fue un trato, así Pablo cumplió el reto y nosotros tuvimos asistencia. Fred es un viejo conocido de CicloBR, también es profe de Educación Física y fue Jefe de Deportes del CDCH.

El duro invierno, enemigo del ciclismo aficionado, nos abrió una ventanita que aprovechamos para intentar el reto de marzo. Partimos de Chusacá en un día semi nublado y con bastante frio, pero sabíamos que era cuestión de llegar a Sibaté e iniciar la subida al Alto de San Miguel para que nuestros cuerpos prendieran la calefacción, teníamos 8 kmts de ascenso suave para entrar en calor.

Pasamos el túnel a la salida de Sibaté, William comenzó a trabajar en la punta del lote, el Chinazo y Fabio no le permitían mucha licencia lo marcaban hombre a hombre. Ricardo se sentía bien y se entreveraba en el lote donde además marchaba a buen paso Rafael. Con Pablito y los tres amigos de Rafa, Laura, Sebastián y el otro joven cuyo nombre se me escapa cerrábamos el lotecito.

El Chinazo, que como les hemos venido informando viene ascendiendo vertiginosamente en la curva de rendimiento dio el golpe en la mesa y nos remató en el Alto de San Miguel o del Cuchuco como lo llama Pachito. Preocúpese Giaco.

Iniciamos el descenso con las precauciones del caso pues el piso estaba mojado debido a que bajaban pequeños arroyos de las montañas.

En la Aguadita, nos quedamos Rafael, su amiga Laura y los dos acompañantes, Pablito, y William Duarte.

Con destino Fusa bajaron Camilo, Fabio, Eduardo y Ricardo, parece que lo convencieron con la promesa de que “Vamos a subir en grupo”. ¿Dónde he oído eso?

Luego de las “guapanelitas” con queso y arepa que nos aplicamos y del caldo que se despachó William partimos de la aguadita para cumplir el reto, teníamos que recorrer 13,4 kmts  para llegar al Alto de San Miguel.

Los de Fusa esa vez no atendieron el ruego del Chinazo para que se tomaran el caldito como de costumbre y de una giraron, tenían afán de enfrentar 19, 9  kmts hasta el Alto. Qué pecado!!

Rafael y sus tres invitados pusieron paso fuerte y se llevaron a Willy a rueda, en cuestión de minutos hicieron roto y se nos perdieron de vista a Pablito y a mí.

Tan pronto tuvimos a la vista la exuberante vegetación que rodea la carretera, comenzamos a sentir una especie de llovizna en el rostro, parece que era la niebla cargada de agua proveniente de los gigantes helechos arbóreos que se condensaba y nos humedecía, bueeno digo yo tirándomelas de botánico porque curiosamente no se veía que estuviera lloviendo.

Camilo nos alcanzó faltando 6 kmts para coronar, pasó como una moto, dejó a sus compañeros de fusa, iba de cacería siguiendo a otros jóvenes colegas que subían con todo.

En los últimos 4 kmts donde el bosque de niebla va desapareciendo el sol apareció y nos acompañó hasta coronar la cumbre. Cuatro kmts antes, en una curva encontramos a William, se había bajado de la bici para tomar aliento, el largo receso e intermitencia de este año le pasó factura.

Rafael y sus acompañantes fueron los primeros en San Miguel, (ojo con ese joven está andando bien). Pablito fue el segundo del grupito.

Pero aún faltaban los otros integrantes del Grupo de Fusa. Fabi llegó pisándome los talones; luego a varios minutos Chinazo acompañado de Cami quien había bajado para animarlo, venía acusando el síndrome de deficiencia de caldo.

Luego arribó  William  y a una buena distancia apareció Ricardo. Les hizo el reclamo a sus compañeros de grupo, decía que lo habían engañado, “Bajé a Fusa porque me prometieron que subirían en grupo”. Richie seguramente no recordaba que precisamente esa es una frase que figura en las mentiritas de los  ciclistas. Por ahí le respondieron “Es que bajando todos somos amigos, pero ya subiendo no nos conocemos”.


Mientras descansábamos y nos reagrupábamos en San Miguel Fred  inició su sesión de trote que se prolongó hasta la escuela de suboficiales de la policía, doce kmts más abajo, allí lo recogió Pablito en su auto.

Aguadita para unos y Fusa para otros  será otro reto que aparecerá chuliado en las bitácoras de vuelo para estos pedalistas. Para quienes llegamos a la Aguadita  nos queda pendiente lograr la meta de Fusa, vamos por esa!!.

Agradecemos a Pablito por los deliciosos y variados refrigerios que llevó para sus compañeros, calculó veinte, pero definitivamente es imposible adivinar quiénes asisten. No obstante como siempre el elegido lo hace con gusto y si sobran pues ofrece nueva ronda.

Gracias a Fred por el acompañamiento y las fotos.

Extrañamos a los Molano, a los Pulga, a Rei, a Mauricio, a Laura e Isabel, a los Williams, a Hermes y a Alvarito y a Edgar a Jacinto y Armando, a los Manolos y a Ilde, a los tres Albertos, y un poco a Don Carlitos. Marcolino tenia todo listo pero lamentablemente su esposa tuvo una complicación de salud y obviamente no pudo asistir, le deseamos una pronta recuperación.

Nos veremos el próximo mes, que será muy corto para el ciclismo en grupo, pues se nos viene con semana santa incluida, lo que generalmente es sinónimo de viajes, descanso y receso.

*****

Mensaje para un joven colega de CicloBR que pasa por un momento de incertidumbre sobre su futuro:

Recuerda en la vida pasamos por momentos duros y difíciles pero siempre nos esperan otros llenos de felicidad y sorpresas que llegan cuando uno menos se lo espera. Así que levanta ese ánimo que lo mejor está por llegar.

Si quieres tirar la toalla y darte por vencido encontrarás muchas excusas para poder hacerlo, pero si lo que en verdad quieres es seguir adelante, lo único que debes hacer es tener a mente positiva y tener ganas de hacer bien las cosas para triunfar.

Piensa que al coronar una dura montaña nos espera el descanso de la bajada

Sigue persiguiendo tus sueños.

 


 

 
Contador de visitas y estadísticas

¿Quiere consultar si hemos escrito en esta web sobre alguna ruta ciclística?, ¿busca una crónica en especial o un tema específico?. Escriba en la siguiente casilla del buscador y consulte en la base de datos de CicloBR

Google
http://www.ciclobr.com
 

 

   
 

 

SI SE DECIDE AÚN TIENE TIEPO DE INSCRIBIRSE