REGRESAR  ALA PAGINA INICIAL

 

   
¿Quiere consultar si hemos escrito en esta web sobre alguna ruta cicística?, ¿busca una crónica en especial o un tema específico?. Escriba en la siguiente casilla del buscador y consulte en la base de datos de CicloBR.
 
www.ciclobr.com
   

Bogotá septiembre 1 de 2019

Crónica por Orlando Alberto Molano Moreno

LA FAMILIA "VINO" AL "CHUSCAL"

La cita en Siberia se fue cumpliendo de acuerdo con la programación. A las 7:15 ya habían hecho su arribo varios compañeros, algunos aprovecharon para disfrutar un tinto y otros tuvieron tiempo para desayunar.

Mi hermano Víctor Horacio, como conductor elegido había madrugado llevando bananos, bocadillos y galletas, que fue entregando a cada uno de los asistentes.

Luego las fotos de rigor del buen número de ciclistas presentes, que en número de 26, incluidos algunos invitados quisieron ser protagonistas en este reconocido recorrido, que nos llevaría por el Alto del Vino hacia El Chuscal. (ver lista de asistentes).

Partiendo a las 7:50, fuimos engrosando el gran lote de ciclistas que desfilan en la jornada dominical por la calle 80 hacia el occidente, acompañados en un buen trecho por gran cantidad de motociclistas que estaban de fiesta, pero transitaban organizados, eso sí con sus motores retumbando en el ambiente. El colectivo CicloBR rodaba compacto también organizado, como lo muestra el video que algún compañero tomó oportunamente.

Al preguntar por el “Chinazo”, tuvimos el reporte de que iba persiguiendo, unos kilómetros atrás, en compañía de su hija Juliana. A propósito debo destacar que la bicicleta ha sido eje de vínculo familiar, pues varios grupos de nuestro colectivo tenían esta característica: la familia Pulgarín González con cinco integrantes, Los Durán con cuatro integrantes, Los Duarte, padre e hijo, los hermanos Molano, y entre los invitados, los Carrillo, padre e hijo, y sus amigos Manuel y Giovany también padre e hijo, y por supuesto la gran familia CicloBR cobijándolos a todos.

Todos muy unidos hasta que la carretera comenzó a empinarse, donde cada uno de acuerdo a sus condiciones fue atacando la montaña hasta “coronar” el alto del Vino. Vimos subir muy bien a Juliana González, quien no escuchaba la voz de su padre que le insistía: “despacio Juli, bájele un poquito”, pero bueno, el Chinazo despuesito también llegó al Vino.

Alvarito Cuervo fue dando media vuelta para regresar, pues ese era su objetivo. Los demás rumbo a La Quebrada, punto de referencia reconocido por sus exquisitos pandebonos, almojábanas y roscones resobados y donde Nóbile, Edgar, Ildefonso y Mauricio Peña terminaron su cometido y decidieron regresar al punto de partida. Andrés Duarte también cumplió con su objetivo y se subió al auto acompañante. No supimos de Manuel y Giovany, dos invitados que orgullosos portaban sendas camisetas del Caquetá.

El resto de integrantes seguíamos bajando en busca del Chuscal. Camilo Virguez, Nicolás Durán y Daniel Carrillo decidieron seguir hasta San Francisco. Luego de un breve descanso, del Chuscal empezamos el ascenso de regreso muy fraccionados, disponiendo de las reservas individuales, alcanzando nuevamente la cima del Vino, tapizada de impresionante multitud de ciclistas que descansaban y de paso se informaban sobre el desarrollo de la etapa de la Vuelta a España, al paso escuchamos voces de aliento para nuestros capos en el país ibérico, pues eran protagonistas al finalizar la dura jordada de este día, luego nos enteraríamos que Nairo era el nuevo líder.

Enfrentamos el plano de regreso en pequeños grupos, de tal manera que hacia el medio día nos fuimos reuniendo en Siberia nuevamente, para dar rienda suelta a los comentarios de esta interesante jornada, al calor de un tinto o de un gaseoso refresco, todos orgullosos, con la típica pregunta “cómo me vistes?” Al rato arribaron los tres compañeros que hicieron el mayor recorrido.

Todos agradados por el desarrollo de esta salida. Sea el momento de agradecer a todos por el compartir de nuestro deporte favorito y especialmente a Víctor Horacio por el diligente acompañamiento y su detalle nutricional.

En la cafetería Al Toque, encontramos a una bonita ciclista, amiga de don Guillermo, quien había sufrido una fuerte caída por los lados de Subachoque. Presentaba algunas laceraciones en cara y rodilla, pero para su beneplácito encontró los servicios de primeros auxilios de nuestro paramédico Manuel García, quien parecía un gran samaritano tratándole las heridas con la mayor asepsia y consideración, con la ayuda de don Guillermo como instrumentalista. Buen punto Manuel.

Para todos, que disfruten de una buena semana.

 

 

 

ROGRAMACION PARA EL MES